Enoturismo, una tendencia al alza

Cuando hablamos de enoturismo parece que incluso estamos ante una nueva tendencia que se ha puesto de moda cuando en realidad estamos ante una tradición que se hacía ya desde la antigua Roma.

En España existen algunas bodegas que cuentan con libros de firmas sobre cómo entusiasmaba ya desde la antigüedad el mundo del vino y en espacial de las bodegas, puesto que muchos monarcas, nobles y profesionales del sector acudían a ellas para conocer de primera mano su funcionamiento, elaboración y conservación del mismo por no hablar de todos los eventos que se organizaban ya desde el siglo XIX. Sin embargo, la gran diferencia con el enoturismo de la actualidad es que antes sólo las clases más adineradas eran las que hacían este tipo de enoturismo cuando en los tiempos que corren estamos ante una actividad para cualquier amante del vino: familias, parejas, grupos de amigos…

Por lo tanto, el enoturismo no es una actividad reciente, sino que al menos en nuestro país tiene una gran tradición que durante los últimos años ha logrado una mayor expansión y es que por ejemplo durante el año pasado recibimos más de 2,4 millones enoturistas, cifra muy positiva aunque todavía muy inferior a la de nuestros vecinos franceses o italianos. En este sentido, el problema ha radicado en que el enoturismo español aunque tiene una gran tradición a lo largo de los años no ha sido bien comunicada puesto que ni siquiera se consideraba una forma más de turismo. El año clave fue en 2005 cuando la Unión Europea organizó la feria de VINTUR para regular, ordenar y dar las indicaciones necesarias para el turismo del vino ofreciendo incluso una denominación oficial sobre el término “enoturismo”.

En Bodegas Vidular nos hemos hechos partícipes también de este concepto debido a nuestra pasión por el vino en el que contamos con uno de los espacios más increíbles de todo Cantabria con una finca de 5 hectáreas en una construcción tradicional convertida en bodega.

Las características son las idóneas para venir a visitarnos puesto que estamos muy cerca de la costa en un paisaje muy peculiar donde trabajamos con estas tres variedades de uva: Chardonnay, Albariño y Treixadura.

¿Te gustaría conocer nuestra bodega y viñedos? Te invitamos a visitarnos y hacer enoturismo en Cantabria con una visita y cata guiada para que conozcas de primera mano el proceso completo de elaboración de vinos y orujos al mismo tiempo del que podrás disfrutar de un picoteo típico de la gastronomía cántabra.

Durante estos últimos años hemos recibido a multitud de grupos de estudiantes, asociaciones, amigos, despedidas de soltero, familias, parejas… y que incluso muchos de ellos han podido experimentar un fin de semana completo rodeado del universo que envuelve el vino alojándose en nuestra edificación rústica del siglo XVIII,  de estilo montañés, restaurada con cariño y elegancia, donde cada detalle está pensado para el confort rodeado de nada más y nada menos que de 5 hectáreas de viñedos.

Te ofrecemos la oportunidad de practicar este tipo de turismo enfocado específicamente a la producción vinícola y todos los secretos de ésta ya que todavía son muchas las personas que desconocen el origen de los mejores vinos elaborados en nuestra tierra.

Nuestra propuesta es el vino como elemento principal pero no es lo mismo disfrutar de él en un entorno específico rodeado de viñedos y donde poder disfrutar de su verdadera esencia así que no lo pienses más y programa una escapada a nuestras bodegas de gran calidad

Bodegas Vidular Cantabria

comments

Add your comment