Enoturismo por Cantabria: las mejores bodegas de la Costa y de Liébana

Uno de los principales atractivos de Cantabria es el mundo del vino y sus bodegas. Una tradición que se había perdido y que poco se ha ido recuperando, dando lugar a vinos de gran calidad que hoy cuentan con Denominación de Origen propia, albergando dos zonas bien diferenciadas: la de la Costa de Cantabria y la de los municipios de la región de Liébana. La primera, entre la costa y los valles interiores de influencia atlántica hasta la cota de 600 metros y la segunda comprendida por los municipios de Pesaguero, potes, Camaleño, Cabezón de Liébana, Vega de Liébana y Cillorigo de Liébana. Un destino ideal para disfrutar del buen vino, de bellos parajes naturales y de una impresionante riqueza patrimonial. Ingredientes que componen una ruta de enoturismo realmente única. A continuación te traemos una lista de las mejores bodegas de ambas zonas.

Bodegas Vidular Ribera del Asón

Bodegas Vidular se encuentra en el municipio de Voto, en la comarca de Trasmiera, dentro del parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel. Produce vinos elaborados con uva Albariño, Chardonnay y Treixadura. Fermenta en depósitos de acero inoxidable a una temperatura controlada. De color amarillo brillante con tonos verdosos, con aroma frutal y cítrico, fresco, equilibrado y con un toque ácido. Ideal para acompañar mariscos, pescados y quesos cremosos típicos de la zona.

Bodegas Aurelio Corral

Aurelio Corral es una bodega que lleva produciendo vinos blancos desde 1860 en sus soleras de Treceño, dando lugar a algunos de los caldos más demandados en la región. La única bodega que sigue elaborando vinos de esta forma. Gracias a ello, se consigue que la calidad del producto sea muy alta y homogénea. Una de sus singularidades es que, al tratarse de una mezcla de vino viejo y joven, no tiene fecha de añada. Cada botella es una mezcla única de varios años que han envejecido conjuntamente hasta crear un caldo homogéneo.

Bodega Río Santo “Lusia”

Bodega Río Santo se encuentra en el valle de Bedoya. Cuenta con 3 hectáreas de viñedos de casi 100 años con una producción muy pequeña. Un magnífico ejemplo de tradición, arraigo y lucha. Los terrenos de pizarra y las singularidades del clima de estas tierras dan lugar a un vino de excelente calidad, criado 5 meses en barricas de roble francés y americano. Entre 6.000 y 8.000 botellas en función de la añada. Un vino con personalidad propia que no deja indiferente a nadie. Potente, aromático, vivo y largo.

Bodegas Nates

Situada en la localidad de Nates, en la junta de Voto, esta bodega produce vino blanco elaborado con Albariño y Godello. Un vino de color amarillo pajizo, de aroma fresco y largo y sabroso al paladar. Los de Albariño son vinos equilibrados, untuosos pero con acidez suficiente para ser vivos y sabrosos. Mientras que los de Godello son más potentes e intensos y con un toque de acidez, aunque también bien estructurados y equilibrados.

 

 

Bodegas Vidular Cantabria

No Comments Yet.

Add your comment