La Vid en Cantabria

icon-wine-cantabricusAunque fueron los Iberos, asentados en la costa mediterránea quienes, ya en el 2.000 a.c. cultivaban la vid en la península ibérica, no fue hasta la llegada de los romanos a Cantabria sobre el siglo I d.c.. cuando se introdujo su cultivo en nuestra Comunidad. Durante estos dos milenios, primero los Visigodos y después la Iglesia fueron desarrollando y apoyando mediante leyes el cultivo de la vid hasta el final de la Edad Media.

historia

Ya en la Edad Moderna el cultivo del viñedo cobró fuerza en toda Cantabria; produciéndose grandes cosechas que eran consumidas en los núcleos urbanos de la península o embarcadas en los puertos cántabros con destino a su exportación.

El declive llegó en el s. XIX con la demanda de más terreno para pastos y la entrada de las plagas oidio y mildiu que, junto a la filoxera, ya en el s. XX, acabaron prácticamente con la tradición vitivinícola de Cantabria.

Tradición que hoy, gracias a unos pocos emprendedores y al apoyo institucional, lentamente se está recuperando.